Cientos de dolientes en Argentina marcharon el miércoles para acompañar a su última morada a tres adolescentes que fueron muertos el martes en un tiroteo por un compañero de escuela.

La multitud siguió la caravana motorizada que transportaba los ataúdes hacia el cementerio en el sureño poblado de Carmen de Patagones. Otros cinco estudiantes resultaron heridos en el mismo incidente.

El estudiante que abrió fuego fue arrestado después de la balacera.

Investigadores revelaron que el escolar usó una pistola que aparentemente pertenece a su padre. Todavía no está claro el motivo de la tragedia.