La experta en decoración y productos domésticos, Martha Stewart, anunció el miércoles que se le ordenó cumplir su sentencia de cinco meses en una prisión federal en Virginia Occidental.

Stewart fue sentenciada por mentir a investigadores federales acerca de la dudosa venta de acciones que mantenía en una empresa biotecnológica. Los fiscales afirmaron que ella vendió las acciones luego de recibir datos de su corredor de bolsa.

A la experta en artículos de uso doméstico, quien mantenía sus propios espacios de decoración en diversos medios, se le ordenó presentarse a una prisión de mínima seguridad el próximo viernes en el pueblo de Alderson.

El recinto se convirtió en la primera prisión federal para mujeres cuando abrió sus puertas en 1927. En ella han cumplido sentencias personas como Lynette “Squeaky” Fromme, quien trató de asesinar al presidente Gerald Ford.