El presidente Vicente Fox le aseguró el miércoles al alcalde capitalino Andrés Manuel López Obrador que una petición del gobierno federal para desaforarlo y enfrente un proceso penal no busca dañarlo políticamente.

"El presidente sostuvo que no ha habido ni habrá intención alguna de afectar políticamente al licenciado López Obrador", dijo el vocero presidencial Rubén Aguilar al leer un comunicado sobre un encuentro entre el mandatario y el alcalde, primero en las encuestas rumbo a los comicios presidenciales del 2006.

Según el comunicado leído por el vocero, las autoridades solicitaron el desafuero al Congreso a petición de un tribunal y "de no haber acatado las instrucciones del tribunal de consignar el caso, el gobierno federal habría incurrido en una responsabilidad legal".

Aguilar dijo que el mandatario le pidió a López Obrador recurrir a los cauces jurídicos que la ley le otorga.