Estados Unidos aplicó sanciones a 14 empresas extranjeras e individuos que presuntamente vendieron armas o tecnología militar a Irán.

El Departamento de Estado anunció las sanciones mediante una nota publicada en el Registro Federal este miércoles.

Siete compañías chinas, dos ciudadanos indios y empresas de Bielorrusia, Corea del Norte, Rusia, España y Ucrania recibieron sanciones.

El anuncio no da detalles de las presuntas ventas, las cuales son penalizadas bajo el acta de no-proliferación en Irán, del año 2000.

Esa ley permite la aplicación de sanciones a las personas o compañías que vendan a Irán materiales que pueden ser utilizados para desarrollar armas de destrucción masiva o sistemas de cohetes cruceros o balísticos.

Algunas de las firmas ya habían sido sancionadas por Estados Unidos por violaciones anteriores.