Un ingeniero británico mantenido en rehenes por militantes en Irak apareció en otra vide cinta, suplicando a su gobierno que le salve la vida.

La estación de televisión árabe Al Jazeera transmitió hoy una grabación en la que muestra a Keneth Bigley amarrado en una jaula y vestido en un atuendo color naranja.

El cautivo dijo que sus captores no lo quieren matar, y acusó al primer ministro Tony Blair de hacer caso omiso de sus peticiones.

Blair declaró hoy a una reunión del Partido Laborista que su gobierno está haciendo todo lo posible para asegurar la liberación del secuestrado.

Mientras tanto, el Italia, la gente está contenta tras la llegada de dos socorristas después de tres semanas de cautiverio a manos de militantes en Irak.

Simona Pari y Simona Tortea fueron liberadas ayer y viajaron a Roma. Los diarios italianos informaron que el gobierno pagó una recompensa de un millón de dólares por su liberación, pero el canciller Franco Frattini negó los informes periodísticos.