El comandante de las Fuerzas Armadas, almirante Luis Aranda, confirmó versiones procedentes de Colombia de que durante la revuelta de octubre de 2003 llegaron a Bolivia cuadros de las guerrillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

El director del Servicio Secreto de Colombia, Jorge Noguera, denunció a principios de esta semana que unos 70 guerrilleros de las FARC intervinieron en la convulsión social de hace casi un año, que obligó a la renuncia del entonces presidente Gonzalo Sánchez de Lozada.

Noguera informó que el servicio de inteligencia de Bolivia detectó a unos 70 hombres pertenecientes a las FARC que participaron en maniobras de agitación social en La Paz el año 2003.

Dijo que también pretenden extender sus operaciones a Argentina, Chile, Perú y Paraguay.

El gobierno boliviano no ha hecho comentarios al respecto.