Un líder de Al Qaeda se reunió con sus contrapartes de una violenta pandilla salvadoreña establecida en México y Estados Unidos, incluyendo el área de Washington.

El periñodico estadounidense The Washington Times informó que la red terrorista busca ayuda para infiltrarse en la frontera de México y Estados Unidos, según afirmaron las autoridades.

Adnan El Shukri-jumah, un líder clave de Al-Qaeda, por quien el gobierno de Estados Unidos ofreció una recompensa de 5 millones de dólares, fue visto en julio en Honduras, reunido con líderes de la conocida pandilla Mara Salvatrucha de El Salvador.

La organización criminal ha ayudado a ingresar de manera ilegal a cientos de centroamericanos y sudamericanos a Estados Unidos.