El paro nacional de camioneros en Colombia cumplió el martes su segunda semana sin aparente solución a la vista, mientras el presidente Álvaro Uribe advirtió que la parálisis del transporte de miles de toneladas de carga puede afectar el crecimiento de la economía y el empleo.

La Asociación Colombiana de Camioneros respondió que no están dadas las condiciones para levantar el paro, pues el gobierno rehusa negociar soluciones a sus demandas de que se respeten las tarifas de los fletes y frenar el alza en los precios de los combustibles que se reajusten mensualmente.