Los militares de Estados Unidos en Irak dijeron que seis de sus soldados resultaron heridos tras la explosión de un coche bomba cerca de su convoy en la norteña ciudad de Mosul el martes por la noche.

Mientras tanto, se informó de más combates en el área de la calle Haifa en Bagdad, un enclave insurgente que ha sido sitio de frecuentes enfrentamientos en días recientes.

Por otra parte, aviones de guerra estadounidenses atacaron y destruyeron un lanzador de cohetes montado en la parte trasera de un vehículo en el distrito, Ciudad Sadr, en Bagdad.

El martes, el primer ministro interino de Irak, Iyad Allawi, advirtió que las fuerzas de seguridad iraquíes podrían lanzar pronto ataques militares en bastiones insurgentes en Fallujah.