El presidente George Bush y su adversario demócrata, el senador John Kerry, pasarán este martes fuera del ojo público mientras preparan su primer debate directo previsto esta semana.

El mandatario estará en su hacienda de Crawford, Texas, mientras que Kerry estará en el norcentral estado de Wisconsin.

El primero de tres debates presidenciales tendrá lugar el jueves en Miami, y centrará su atención en temas de política exterior.

Bush y Kerry se criticaron mutuamente el lunes por sus puntos de vista sobre Irak. La elección presidencial se llevará a cabo el 2 de noviembre.