Agencias de asistencia indicaron que están avanzando en Haití, 10 días después de devastadoras inundaciones causadas por la tormenta tropical Jeanne que terminó con la vida de aproximadamente dos mil personas y dejó otras 200 mil sin hogar.

Pacificadores de las Naciones Unidas y trabajadores de asistencia establecieron puntos adicionales de distribución de ayuda de emergencia.

Sin embargo, las autoridades señalaron que las gestiones de asistencia continúan siendo interrumpidas por pandillas que asaltan las caravanas de ayuda en la norteña ciudad de Gonaives.

La tormenta, que posteriormente cobró fuerza de huracán, tambiñen causó la muerte de por lo menos 34 personas en Puerto Rico, República Dominicana y Estados Unidos.