El presidente Bush pidió al Congreso siete mil 100 millones de dólares en asistencia de emergencia adicional para ayudar a varios estados recientemente devastados por huracanes.

La ayuda adicional elevaría la cantidad solicitada por Bush a 12 mil 200 millones de dólares.

A comienzos de este mes, el mandatario pidió al Congreso cinco mil 100 millones de dólares para Florida, que ha sido azotada por cuatro huracanes en las pasadas seis semanas.

Los siete mil 100 millones de dólares pedidos ahora se destinarían a Florida, como así también a los estados de Alabama, Georgia, Louisiana, Mississippi, Carolina del Norte, Ohio, Pennsylvania y Virginia Occidental.

Parte de los fondos también serían usados para ayuda a las naciones caribeñas, incluyendo Haití, Granada y Jamaica.