El cantante, ministro y embajador de la cultura brasileña, Gilberto Gil, se encuentra en París, preparando el año consagrado a Brasil en Francia, que se celebrará de marzo a diciembre del 2005 y será la oportunidad de estrechar lazos comerciales y políticos entre ambos países.

Un ambicioso programa, todavía en curso de elaboración, que incluirá música, danza, teatro, cine, ciencia, política, historia, cooperación y literatura está previsto para este evento, llamado "Brésil, Brésils" (Brasil, Brasiles) y en el que participan ambos gobiernos.

El objetivo del año de Brasil en Francia es mostrar una imagen fiel de este país sudamericano en París, "más allá de los clichés fútbol, playa y carnaval", dijo el ministro Gil.