El número tres del Ministerio de Interior de Perú y considerado cercano colaborador del presidente Alejandro Toledo renunció el viernes tras la denuncia de haber recibido sobornos de un narcotraficante, en otro escándalo más de corrupción dentro de este gobierno.

Pedro Carrasco, director general del Ministerio de Interior, presentó su renuncia al cargo después de que el diario El Comercio dijo en un informe que habría recibido 13.000 dólares de un capo de la droga a cambio de su libertad.

La información fue proporcionada por el propio capo de la droga, José Aguilar, quien aún permanece en una prisión a pesar de que Carrasco tomó el dinero, según El Comercio.

"La renuncia de Pedro Carrasco ha sido aceptada por el ministro," dijo escuetamente una portavoz del gobierno.