El secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, y el principal comandante militar estadounidense en Irak dijeron que esperan más violencia en Irak a medida que se acercan las elecciones.

Powell y el general John Abizaid declararon ayer domingo en entrevistas en la televisión estadounidense que es claro que los insurgentes en Irak están haciendo todo lo posible por interrumpir la restauración de un gobierno democrático.

Sin embargo, ambos también dijeron que están seguros que los insurgentes serán derrotados.

El secretario Powell y el general Abizaid dijeron que las fuerzas de la coalición en Irak preparan una gran ofensiva militar en anticipación de la elección prevista para enero.

La campaña está dirigida a poner bajo control de Bagdad áreas que ahora están en poder de los insurgentes como Fallujah, Samarra y Ramadi.