Miembros de pandillas en dos cárceles salvadoreñas capturaron a más de 100 visitantes y miembros del personal de la prisión.

Las autoridades dijeron el jueves que los reclusos tenían en rehenes aproximadamente 60 cautivos en el centro penal de Cojutepeque, al oriente de San Salvador.

También se informó que otras personas fueron tomadas en rehenes en la prisión de Chalatenango, al norte de la capital.

Las autoridades carcelarias dijeron que los motines tuvieron lugar en horas de la tarde a minutos de diferencia el uno del otro, y que hasta el momento se desconoce el motivo de los mismos.

No obstante, señalaron que los reos han pedido negociar con dirigentes religiosos y de los derechos humanos.