Militantes palestinos dispararon morteros contra un asentamiento en la franja de Gaza, dando muerte a una joven israelí y causando heridas a un hombre.

Autoridades señalaron que la mujer murió cuando uno de los morteros alcanzó su casa, en el asentamiento de Neve Dekalim en el sur de Gaza. Otros morteros también alcanzaron el asentamiento, pero no causaron ningún daño ni heridos.

El grupo extremista Hamás clamó responsabilidad por el ataque, que ocurrió justo antes del comienzo de Yom Kippur, el Día del Perdón. Se trata de la fecha más sagrada del calendario judío.

En respuesta, tanques israelíes abrieron fuego contra el vecino campamento de refugiados de Khan Younis, hiriendo a dos personas. Las fuerzas de seguridad israelíes han estado en alerta desde la semana pasada, cuando comenzó el Nuevo Año judío.