El presidente ruso Vladimir Putin y el primer ministro chino, Wen Jiabao, se reunieron en Moscú para conversar acerca sobre asuntos comerciales y la lucha contra el terrorismo.

Putin elogió los actuales lazos económicos entre ambos países, señalando que su cooperación tecnológica y militar no tiene precedentes. Wen dijo que apoya el papel de Rusia en la lucha contra el terrorismo.

También figuran en la agenda las gestiones para unirse a la Organización Mundial del Comercio y la provisión de petróleo a China, por parte de Rusia.

Rusia necesita el apoyo de los miembros de la OTAN para integrarse al grupo y espera concluir las conversaciones con China este año.

Previamente, esta semana, la firma petrolera rusa, Yukos, anunció que reduciría algunos envíos a China, señalando que no puede financiar los costos de transporte.