Los precios del petróleo observaron hoy en todo el mundo una baja en relación con el récord del mes, luego de que el gobierno de Bush señalara que podría recurrir a las reservas estratégicas de petróleo que posee Estados Unidos.

El servicio de noticias financieras Bloomberg indicó que el petróleo cayó en Nueva York en 50 centavos, a 47 dólares con 80 centavos el barril en las últimas horas de la mañana.

El vocero de la Casa Blanca, Scott McClellan, declaró que el Departamento de Energía considera una petición para prestarle crudo a refinerías a lo largo de toda la Costa del Golfo de Estados Unidos, luego de que el huracán Iván interrumpiera la provisión del combustible.

El gobierno se negó a escuchar los llamados previos a que abriera las reservas para aumentar la oferta, aliviando así los precios del petróleo.

McClellan señaló que las Reservas Estratégicas de Petróleo sólo deberían ser usadas en caso de emergencia o de desastres naturales y nó para manipular los precios, con propósitos políticos.