El presidente George Bush y el candidato demócrata John Kerry continúan atacándose sobre el tema de Irak antes de la elección del 2 de noviembre.

En una escala de campaña en Pennsylvania, Bush dijo el miércoles que su adversario es un pesimista que no cree que la libertad puede hechar raíz en Irak.

En Florida, el senador Kerry rechazó el comentario diciendo que es optimista acerca de los que puede lograrse en Irak. También acusó al gobernante republicano de ocultar la verdad y realidad de los que está corriendo en ese país.

Kerry tiene previsto hacer campaña hoy en los estados de Ohio y Iowa, aunque esta tratando de aliviarse de un resfriado que afectó ayer su capacidad para hablar.

Bush irá al estado de Maine a una concentración pública, después de atender su trabajo aquí en Washington.