El presidente estadounidense George Bush y su adversario demócrata John Kerry buscan votos en estados clave del país, pero al mismo tiempo preparan los cruciales debates televisivos que se iniciarán dentro de una semana.

Ambos bandos dijeron que sus candidatos se tomarán un respiro en la campaña para prepararse para el primer encuentro frente a frente, el 30 de septiembre, en la Universidad de Miami, Florida, que se centrará en la política exterior y la seguridad interna.

En total están previstos tres debates en la carrera hacia la Casa Blanca, que parece haberse acelerado con el liderazgo de Bush en las encuestas desde comienzos de mes, al tiempo que Kerry gana velocidad con sus duros ataques hacia las políticas del presidente en Irak.

Kerry pasó el miércoles otro día en el fundamental estado de Florida, que le dio a Bush la victoria en 2000 tras un reñido y disputado escrutinio de votos, donde denunció los proyectos de Bush de "privatizar parcialmente" la seguridad social.

Bush estuvo en el industrial estado de Pennsylvania (este), donde hace cuatro años ganaron los demócratas pero donde ahora hay un empate, según las últimas encuestas seis semanas antes de los comicios del dos de noviembre.