El presidente interino de Haití, Boniface Alexandre, dijo que grupos armados continúan amenazando el país, pese a la presencia de las fuerzas de paz de la ONU.

En su discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, Alexandre dijo ayer que grupos armados siguen deambulando libremente por el país.

Según Alexandre, el gobierno provisional haitiano requiere de apoyo internacional para desarmar efectivamente a los grupos o de lo contrario, la nación volverá a la anarquía.

El presidente interino aparentemente respondía a comentarios hechos el jueves por Juan Gabriel Valdés, el representante especial de la ONU para Haití, quien pidió al gobierno de Haití ejecutar un programa de desarme más riguroso.