En Brasil 17 niños murieron al accidentarse el autobús en el que viajaban. Las autoridades dijeron que el vehículo pertenecía a la ciudad de Erechim, en el sur del país, cuando se salió de la ruta para caer dentro de un pantano a primeras horas del miércoles.

Por lo menos 12 personas sobrevivieron al accidente incluido el chofer del autobús.

Las autoridades dijeron que la mayoría de los jóvenes que viajaban en el vehículo de transporte público tenían entre 12 y 16 años, y pertenecían a las familias de agricultores que viven en la zona.