El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció el miércoles en el Congreso que el nuevo reglamento de inmigración será aprobado en un mes y se comprometió a "terminar con la inmigración irregular, con el trabajo irregular y con la falta de derechos...."

Zapatero afirmó que el gobierno tiene la obligación de aprobar un reglamento de extranjería pendiente de la legislatura anterior y agregó: "Queremos que ese reglamento sea fruto de un amplio acuerdo político y social."

El presidente del gobierno explicó que el objetivo del reglamento es "controlar y ordenar" la inmigración en España, vincular lo que representan permisos de residencia con trabajo y hacer una política de inmigración eficaz y ordenada.