El primer ministro interino iraquí, Iyad Allawi, dijo que su gobierno no cederá a las exigencias de los secuestradores en Irak que han decapitado dos estadounidenses y amenazado con matar a un cautivo británico.

Los extremistas han exigido que las autoridades liberen a todas las mujeres detenidas por las fuerzas de la coalición encabezada por Estados Unidos.

Los militares estadounidenses dijeron que mantienen en custodia a dos mujeres acusadas de estar involucradas en los programas de armas de Saddam Hussein.