Fuentes libanesas dijeron que 10 miembros de una presunta célula terrorista que supuestamente planificaba colocar bombas en misiones diplomáticas en Beirut y atacar las fuerzas de coalición en Irak fueron detenidos en Líbano.

El ministro de Interior, Elías Murr, dijo hoy miércoles en Beirut que el principal sospechoso es el ciudadano libanés Ismail Mohammed al-Khatib. Agregó que Mohammed al-Khatib dirige una red vinculada a terroristas de al-Qaeda.

Fuentes italianas informaron que otros nueve libaneses y palestinos fueron detenidos en la misma operación conjunta.

Una declaración de las autoridades libanesas señaló que los sujetos planificaban la ejecución de ataques simultáneos al consulado de Ucrania en Beirut y a edificios del gobierno del Líbano.

Autoridades dijeron que la investigación conjunta libanesa-italiana evidencia que los militantes iban a utilizar 300 kilogramos de explosivos contra la embajada de Italia.