Funcionarios en la nación caribeña de Haití dijeron que la cifra de muertos causada por la tormenta tropical Jeanne ascendió a más de 600 personas.

Unas 500 víctimas eran de Gonaives, en la costa noroeste del país, ciudad que fue devastada por inundaciones y derrumbes de tierra.

La embajada de Estados Unidos en la capital, Puerto Príncipe, dio a conocer que proveyó 60 mil dólares en ayuda inmediata para ayudar a las familias de las víctimas.

La misión diplomática agregó que un grupo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional irá a Haití esta semana para evaluar los daños y necesidades de los familiares de las víctimas. Organismo de socorro internacional también movilizan gestiones.

El primer ministro interino de Haití, Gerard La Tortue declaró tres días de duelo nacional.

Jeanne provocó la muerte de 10 personas en República Dominicana y Puerto Rico la semana pasada. La tormenta ya no representa ningún peligro para tierra firme.