Cuatro soldados estadounidenses resultaron heridos en el ataque de un coche bomba contra el convoy en que viajaban en la carretera del aeropuerto de Bagdad.

Autoridades militares estadounidenses dijeron que durante el ataque también resultaron dañados varios vehículos civiles, pero no se dieron detalles.

El sábado pasado, un coche-bomba explotó en la misma carretera, lesionando a tres soldados.

Una segunda explosión provocó la muerte de dos efectivos militares estadounidenses y dejó heridos a otros ocho compañeros de armas que actuaban en respuesta a la primera explosión.

La policía iraquí y la Guardia Nacional informaron hoy que frustraron dos atentados suicidas cerca de una mezquita en Bagdad.