El presidente ruso Vladimir Putin y su homólogo surcoreano Roh Moo Hyun se reunieron en el Kremlim para sostener conversaciones que incluyen el programa nuclear norcoreano.

Después del encuentro, Putin dijo que apoya una península coreana libre de armas nucleares y la reanudación de las conversaciones de seis naciones dirigidas a convencer a Corea del Norte de que suspenda sus planes de fabricación de armas nucleares.

Los dos gobernantes firmaron una declaración conjunta sobre cooperación espacial, por la cual Rusia acepta comenzar el entrenamiento del primer cosmonauta surcoreano para 2007. Putin y Roh también prometieron cooperar en los sectores de petróleo y gas.

El presidente Roh agradeció a Moscú por su participación en las gestiones para llevar paz y estabilidad a su región.

Rusia y Corea del Sur han formado parte de las conversaciones de seis estados sobre Corea del Norte. China, Japón, Corea del Norte y Estados Unidos también son miembros del grupo.