El secretario de Energía de Estados Unidos, Spencer Abraham, dijo que Irán deberá cumplir con la resolución del Organismo Internacional de Energía Atómica de las Naciones Unidas y suspender sus actividades de enriquecimiento de uranio.

Abraham dijo que la resolución envía un claro mensaje a Irán quien tiene que responder muchas interrogantes sobre sus actividades nucleares.

Irán rechazó las exigencias del OIEA y amenazó con prohibir la visita de los inspectores a sus instalaciones atómicas y retirarse del Tratado de No Proliferación Nuclear, si el asunto es elevado al Consejo de Seguridad de la ONU.

Rusia También pidió a Irán que se adhiera a la resolución OIEA. El Ministerio de Relaciones Exteriores ruso dio a conocer que el gobierno de Moscú apoya la resolución como una forma para que Irán responda a todas las preguntas sobre las intenciones de su programa nuclear.

Rusia está ayudando a Irán a construir un reactor atómico, a pesar de la fuerte presión de Estados Unidos, que señaló que el gobierno de Teherán podría usar lo para fabricar armas nucleares.

Un vocero iraní reiteró hoy lunes que la decisión de su gobierno de suspender el enriquecimiento de uranio fue voluntaria, y el programa podría ser reanudado el cualquier momento que el gobierno lo decida.