Las autoridades árabe-sauditas afirmaron que tres funcionarios de seguridad del gobierno y un presunto terrorista resultaron lesionados durante un arresto en la ciudad de Tabuk.

El ministro del Interior describió al sospechoso como un terrorista fugitivo, y dijo que abrió fuego contra un oficial de policía que trató de arrestarlo hoy lunes.

Los funcionarios señalaron que el sospechoso también resultó herido en la balacera y está detenido.

El año pasado, militantes conectados a Al-Qaeda lanzaron una serie de ataques explosivos suicidas y asesinatos dirigidos contra trabajadores occidentales e instalaciones del gobierno en el reino. Un muchas personas han sido asesinadas.

El gobierno de Riyad, la capital real, respondió con una serie de allanamientos y arrestando a cientos de sospechosos.