Voceros del ejército estadounidense en Afganistán declararon que dos soldados de la coalición liderada por Estados Unidos murieron en un enfrentamiento armado con insurgentes en la atribulada provincia Paktika del sudeste del país.

Según los militares, otros dos soldados de la coalición y seis miembros del ejército regular afgano resultaron heridos en el intercambio de fuego de este lunes.

El vicepresidente del país, Nematullah Shahrani y otros miembros del gabinete, escaparon también hoy de un ataque con bomba en una carretera cuando viajaban en la provincia de Kunduz, en el nordeste del país. Un guardaespaldas resultó herido.

Los ataque se produjeron después de un fallido intento de asesinato del presidente Hamid Karzai ocurrido la semana pasada por parte de milicianos islámicos quienes dispararon un cohete contra el helicóptero en que viajaba.

En otros incidentes, soldados de la coalición se enfrentaron con milicianos islámicos cerca de la capital de la sureña provincia de Zabul, donde murieron muchos atacantes.

Fuerzas de la coalición también estuvieron bajo fuego en la norteña provincia de Uruzgan, pero no se informó de bajas.