La industria de la televisión realizó su ceremonia anual de Premios Emmy, en Los Angeles, en la que la miniserie “Ángeles en América” se llevó 11 galardones.

El drama es una adaptación de una obra de Tony Kushner ganadora del premio Pulitzer, sobre la crisis del SIDA en Estados Unidos en la década de 1980.

Nominada en 21 categorías, “Ángeles en América” ganó por mejor miniserie, y Al Pacino y Meryl Streep recibieron galardones como mejor actor y actriz respectivamente.

La producción también obtuvo el premio al mejor director, guión, así como actor y actriz de reparto, además de cuatro galardones en categorías técnicas.

La serie Los Sopranos ganó cuatro de 20 nominaciones, entre ellas el premio al mejor drama.

Un ganador que sorprendió fue Arrested Development, acerca de una familia estadounidense disfuncional, la cual ganó el Emmy a la mejor comedia.