Informes de prensa dieron a conocer que las campañas del presidente George Bush y de su adversario demócrata, el senador John Kerry, acordaron tentativamente una serie de debates entre ambos candidatos.

El diario The Washington Post citó a funcionarios no identificados de ambas partes quien dijeron que el acuerdo provisional requiere que los debates se lleven a cabo en un período de dos semanas a partir del 30 de septiembre. Los detalles del acuerdo aun se están negociados.

El Post agregó que dos de los debates enfocarán asuntos de política exterior y doméstica, mientras que una tercera disputa será un tema de cabildo abierto con preguntas de electores indecisos.

Los debates televisados a toda la nación podrían ayudar a convencer a millones de votantes indecisos, los que según analistas son esenciales para ganar la elección presidencial del 2 de noviembre.