España y Francia planean crear un cuerpo policial conjunto para investigar las finanzas de la red terrorista al-Qaeda en España.

El acuerdo fue alcanzado ayer en Barcelona durante una reunión de los ministros de Justicia y Relaciones Exteriores de ambos países.

El equipo investigará la presencia en España de una red financiera de al-Qaeda que además tiene ramificaciones en Francia y Marruecos.

Los dos países también crearán un grupo de cruce fronterizo con nuevos poderes para combatir a los guerrilleros del grupo separatista vasco ETA.

El suroeste de Francia por largo tiempo ha sido el lugar de refugio para los miembros de ETA y las policías de España y Francia cooperan estrechamente para resolver el problema.

El nuevo convenio dará a la policía más autoridad para operar en cada país.