A menos de dos meses de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, los dos principales candidatos a la Casa Blanca intensifican sus campañas proselitistas en estados considerados importantes para sus perspectivas políticas.

El aspirante demócrata John Kerry visita los estados de Nuevo México y Colorado mientras que el presidente Bush asiste a actos en los estados de Carolina del Norte y Maine.

El jueves los aspirantes a la presidencia se atacaron mutuamente sobre el tema de la guerra en Iraq.

Durante un discurso ante un grupo de miembros de la Guardia Nacional en Las Vegas, Nevada, Kerry acusó al presidente republicano de no decir la verdad acerca de el conflicto armado y citó nuevas noticias que predicen mas problemas en Iraq.

Por su parte, en una concentración pública en el estado de Minnesota, Bush reiteró su afirmación de que Kerry está enviando señales mixtas acerca de la guerra de Irak e insistió en que el país se dirige hacia la democracia.