La tormenta tropical Jeanne, el más reciente frente de mal tiempo que afecta al Caribe, dejó por lo menos cuatro muertos, tras tocar tierra en Puerto Rico y la República Dominicana. La tormenta derribó árboles y causó inundaciones y derrumbes cuando llegó a las islas con vientos y fuertes lluvias.

El Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos indicó que Jeanne alcanzó categoría de huracán ayer jueves, cuando sus vientos excedieron los 120 kilómetros por hora, aunque luego se debilitó, convirtiéndose en tormenta tropical, tras tocar tierra en la isla La Española, donde se ubican Haití y República Dominicana.

Los meteorológos dijeron que sólo algunas tormentas tropicales sobreviven tras cruzar La Española.

Sin embargo advirtieron que Jeanne se mantiene intacta y hoy podría recuperar estatus de huracán.