Malasia anunció hoy que colocará una provincia entera bajo cuarentena para detener la propagación de la influencia aviaria.

Funcionarios de salud establecieron puntos de control para no permitir la entrada ni salida de aves de la provincia de Kelantan en el norte del país después de descubrir que la enfermedad se había extendido más allá de la aldea donde se descubrió inicialmente.

Tres niños de aldeas cercanas fueron hospitalizados a comienzos de semana con síntomas parecidos a los de la influenza. Funcionarios creen que la influenza llegó a Malasia con gallos de pelea introducidos desde la vecina Tailandia mediante el contrabando.

Una cepa mortal del virus de la influenza aviaria ha sido culpada por la muerte de 28 personas en Vietnam y Tailandia en lo que va del año. Tailandia anunció que no vacunará a las aves de corral en contra de la influenza aviaria, ya que eso no garantiza la prevención total del virus.