El partido gobernante de Turquía informó que planea reintroducir la polémica iniciativa que propone considerar como crímen el adulterio, pero tal vez lo haría con una versión modificada.

El Partido de Justicia y Desarrollo anunció ayer que habían aguardado la idea después de las protestas públicas y del alerta que le hizo la Unión Europea.

Pero, otras fuentes declararon a los medios de prensa que el Partido prepara una modificación a la ley que podría reemplazar la palabra “adulterio” por “infidelidad sexual” y podría hacer que el castigo sea una multa en vez de una sentencia carcelaria.

Cientos de mujeres turcas marcharon el martes pasado en la capital protestando por el proyecto de ley.

Autoridades europeas alertaron que la iniciativa podría hacer peligrar la posibilidad de Turquía de ingresar al bloque económico europeo.

El plan de reintroducir la medida fue censurada por el opositor Partido Republicano del Pueblo.