El Parlamento Europeo pidió considerar la aplicación de un posible embargo de armas contra Sudán, tras afirmar que la violencia en la occidental región de Darfur es “equivalente a genocidio”.

En una resolución aprobada en Estrasburgo este jueves, la asamblea demandó a las autoridades de Sudán terminar con la impunidad y hacerse responsable por los crímenes de guerra y violaciones de los derechos humanos en Darfur.

El Parlamento Europeo también ha reclamado al gobierno de Jartum que libere a los activistas pro democracia que mantiene encarcelados.

Estados Unidos también está presionando para aplicar sanciones contra Sudán, incluyendo un embargo petrolero, para lo cual envío una propuesta de resolución al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

El Senado de Estados Unidos solicitó ayer al secretario de Estado norteamericano, Colin Powell que presione para que la Comisión de Derechos Humanos de la ONU suspenda a Sudán.

Legisladores estadounidenses han criticado a Jartum por no frenar las atrocidades cometidas en Darfur por las milicias árabes progubernamentales.