La insigne escritora, poetisa y filósofa chilena Gabriela Mistral, recibió ayer un homenaje de los países de América al descubrirse en la sede de la Organización de los Estados Americanos (OEA), una placa conmemorativa que exalta la figura de quien fuera Premio Nobel de Literatura.

En una emotiva ceremonia realizada en el Salón que lleva el nombre de Gabriela Mistral, con motivo de conmemorarse un nuevo aniversario de la independencia de Chile, el Representante Permanente de ese país ante la OEA, Esteban Tomic, dijo que “Gabriela Mistral fue, se consideró así misma, y es una hija de la democracia chilena”.

Hizo alusión a las palabras de Gabriela Mistral señalando que “la democracia produce frutos, y tal vez los frutos más nobles que uno podría imaginar.

“La democracia no es un sistema electoral, no es una manera de resolver conflictos solamente, la democracia tiene su ritualidad a sus instituciones, pero esas instituciones están ahí para producir frutos, frutos como Gabriela Mistral”, manifestó el Embajador Tomic.

Gabriela Mistral “llegó a las más altas cumbres del pensamiento”, dijo el diplomático chileno y agregó que “leer a Gabriela no es sólo su poesía sino también su prosa de una profundidad impresionante”.