El presidente George Bush y el candidato presidencial demócrata John Kerry cortejarán el importante voto hispano este miércoles, mientras las encuestas muestran que la contienda por la Casa Blanca nuevamente es muy reñida.

El mandatario pronunciará un discurso en una recepción y concierto que se realizará en la ciudad de Washington esta noche con motivo del Mes de la Herencia Hispana.

Kerry dirigirá la palabra al grupo de legisladores hispanos del Congreso federal.

Cerca de 40 millones de estadounidenses de origen hispanoamericano viven en Estados Unidos, y se han convertido en una creciente influencia en la política nacional.

El senador Kerry también visitará hoy los estados de Wisconsin y Michigan, donde continuará presentando su plan económico y criticando al presidente Bush por lo que califica de “su fracasado récord económico”.