Australia dijo que los 225 ciudadanos australianos que se sabe están en Irak han sido reportados sanos y salvos, dos días después de un informe no confirmado de que dos australianos habían sido tomados en rehenes.

Un grupo que autodenominado "Brigadas de Horror del Ejército Islámico Secreto" dio a conocer el lunes que había secuestrado a dos guardias de seguridad australianos y dos asiáticos en una carretera entre las ciudades de Bagdad y Mosul.

El grupo amenazó con matar a los cautivos dentro de 24 horas, al menos que Australia retirara sus fuerzas de Irak.

El primer ministro de Australia, John Howard, dijo hoy en Canberra que, aunque continúa cauteloso, abriga la esperanza de que el anuncio de la toma de rehenes sea falso.

Un vocero gubernamental dijo que sigue existiendo la posibilidad de que algún civil australiano esté desaparecido en Irak.

Australia tiene unos 850 soldados desplegados en Irak y sus cercanías.