El secretario de Estado adjunto de Estados Unidos, Richard Armitage, dijo que anticipa que la violencia aumente en Irak antes de las elecciones presidenciales de enero en ese país.

Armitage hizo la declaración este miércoles a los medios de prensa durante su visita a Praga.

Su comentario vino un día después de que el gobierno checo extendió dos meses mas la presencia en Irak de su contingente de policía militar de 100 efectivos, hasta el 28 de febrero de 2005.

Durante su visita a Bruselas, el presidente interino iraquí, Ghazi al Yawer, dijo ayer que su país planea tener comicios electorales en enero tal como está previsto, a pesar de la creciente violencia, a menos que la Organización de las Naciones Unidas considere que no es factible celebrar la votación.