El gabinete de Seguridad israelí aprobó el pago de adelantos de 200 mil a 500 mil dólares por familia a los colonos judíos que reciban la orden de abandonar la franja de Gaza bajo un polémico plan de evacuación.

La votación de nueve votos a uno es el primer paso legal en un plan del primer ministro Ariel Sharon para evacuar a todos los colonos israelíes de ese territorio y de varios asentamientos en Cisjordania, antes de que termine 2005.

La votación de hoy se concretó horas después que Sharón rechazara un llamado de un rival en su propio partido político para efectuar un referendo nacional sobre el plan de retirada.

El ministro de Finanzas israelí, Benjamín Netanyahu, quien se opone abiertamente al plan, efectuó el sorpresivo llamado sugiriendo efectuar el referendo, el lunes.

Sharon descartó la consulta por considerar que retrasaría el plan de retirada.