El nominado del presidente George Bush para dirigir la Agencia Central de Inteligencia, CIA, prometió operar el servicio de inteligencia de Estados Unidos en forma objetiva y no partidista.

El legislador republicano de Florida, Porter Goss, declaró hoy a una Comisión del Senado que revisa su nominación, que: “la información de inteligencia objetiva y precisa es posible únicamente si el jefe de la CIA es objetivo, dedicado y claro”.

Goss respondió a preocupaciones expresadas por demócratas, de que sus acciones y declaraciones pasadas han sido demasiado partidistas, admitiendo que a veces “puede haber debatido con demasiado entusiasmo”.

No obstante, señaló que el cargo de legislador y director de la CIA tienen diferentes obligaciones.

El ex jefe de la CIA, George Tenet renunció en junio en medio de críticas por los datos de inteligencia de la agencia antes de la guerra en Irak y su fracaso en evitar los ataques terroristas de 2001.