Corea del Norte acusó a Estados Unidos de tratar de romper la unidad del país enviando radios pequeños y televisores.

Los medios de comunicación estatales norcoreanos dijeron hoy en un comunicado que Washington está comprometido a enviar lo que califica de “radios y televisores diminutos” al estado estalinista para tratar de desintegrarlo desde adentro.

Corea del Norte no tolera la prensa independiente y los radios y televisores del país están arreglados para que reciban sólo las estaciones del gobierno.

Activistas de derechos humanos y grupos cristianos en Estados Unidos y Corea del Sur han intentado enviar radios transistores atados a globos al otro lado de la frontera norcoreana, pero en su mayor parte no han tenido éxito.