El Departamento de Energía de Estados Unidos dijo que se recuperaron 11 kilogramos de combustible de uranio enriquecido la semana pasada en Uzbekistán, cuyo gobierno enfrenta un disturbio de extremistas musulmanes.

El secretario de Energía estadounidense, Spencer Abraham, dijo que el uranio fue transportado por avión a la ciudad rusa de Dmitrovgrad, en una misión secreta llevada a cabo por los gobiernos de Estados Unidos, Rusia y Uzbekistán.

El combustible, que según Abraham podría ser usado para fabricar armas nucleares, había sido llevado a Uzbekistán durante la era soviética.