Un influyente enviado de Estados Unidos dijo que está decepcionado por la actitud de Corea del Norte respecto a la cuarta ronda de negociaciones en la que participan seis naciones acerca del programa nuclear de Pyongyang.

Al partir de Beijing después de sostener conversaciones con funcionarios chinos, el secretario de Estado Adjunto, James Kelly, dijo que Washington está dispuesto y deseoso de regresar para celebrar negociaciones nucleares.

Pero agregó que Estados Unidos está decepcionado con las razones dadas por Corea del Norte para, según dijo, "estancar" las conversaciones.

Previamente, el ministro de Relaciones Exteriores británico, Bill Rammell, dijo a la prensa en China que durante un viaje reciente a Pyongyang no había recibido la impresión que Corea del Norte estuviera de ninguna manera dispuesta a renovar las conversaciones para fines de este mes, como se había previsto originalmente.