Funcionarios iraquíes dijeron que por lo menos 47 personas perecieron y mas de 100 resultaron heridas hoy martes en la explosión de un coche-bomba cerca de un centro de entrenamiento de la policía en la ciudad de Bagdad.

Pocas horas después, una segunda detonación estremeció la capital, Los detalles de este segundo incidentes se desconocen, pero ocurrió cuando un convoy de vehículos deportivos utilitarios iban pasando por el lugar de la tragedia.

Un mensaje de un sitio islámico de la red cibernética mundial atribuye a la red terrorista de Abú Musab Zarqawi la responsabilidad de los ataques.

En Baquba, al norte de Bagdad, por lo menos 11 agentes de policía y su conductor civil murieron cuando hombres armados abrieron fuego contra su camioneta.

En Mosul el ejército estadounidense dio a conocer que un soldado fue muerto y cinco resultaron lesionados cuando su patrulla fue asaltada.

Mientras tanto, una explosión e incendió ocurrido anoche en un oleoducto en el norte de Irak, obligó al cierre de suministro de crudo para que los bomberos pudieran controlar el siniestro.